Blog

¡Bienvenido al blog de Immo Platja d’Aro! Un espacio para soñar con las propiedades más destacadas de la Costa Brava e informarte sobre las novedades del sector inmobiliario.

 

 

Como decorar vuestro hogar de forma ecológica

Consejos 10/10/2019
Como decorar vuestro hogar de forma ecológica

Si en un artículo anterior os hablábamos de varios factores a tener en cuenta en la construcción de una casa ecológica, hoy queremos daros algunos trucos para hacer los interiores y exteriores de vuestra vivienda un lugar más respetuoso con el medio ambiente.

En realidad, no todo el mundo puede utilizar energías renovables en casa ni construir con materiales de bajo impacto ambiental pero lo que todos podemos hacer sin excepción es intentar decorar nuestro hogar de forma más comprometida y sostenible. Lo mejor, esta decoración ecológica es DIY (Do It Yourself) y además tendencia. Por lo tanto, no sólo estaréis contribuyendo a minimizar el impacto ambiental, sino que al mismo tiempo tendréis la casa más trendy y cosmopolita del mercado. ¡Y hecha por vosotros mismos!

Plasmar una filosofía de vida verde y ecológica en el hogar está en vuestras manos. Sin embargo, con la experiencia que hemos adquirido en Immo Platja d’Aro con los inmuebles que tenemos a la venta, nos atrevemos a daros algunas ideas:

Madera, la protagonista

Optar por un mobiliario ecológico debería ser siempre el punto de partida de este tipo de decoración porque los muebles son la cara más visible de cualquier vivienda. Por lo tanto, si os habéis propuesto conseguir una casa más rústica a partir del mobiliario, la solución pasa por utilizar materiales naturales como la madera. Cálidos, resistentes y fácilmente combinables.

De pino, roble o haya. De tonos más claros u oscuros. Las posibilidades de la madera son tan versátiles como las aplicaciones de este material en la construcción de mesas, sillas, estanterías o armarios. ¡Olvidad los plásticos y los materiales sintéticos y reconectad con la naturaleza a través de vuestro hogar!

Tejidos naturales

Con una apariencia ligera y aptas para ser combinadas en cualquier estilo decorativo y cualquier época del año, las fibras naturales son ideales para aportar un toque artesanal a los interiores y exteriores de cualquier casa. Nos referimos por ejemplo al mimbre, el ratán, el bambú, la lana o el algodón o cualquier tejido orgánico agradable al tacto.

Utilizad el mimbre para hacer cestas o recipientes y reservad el algodón para la ropa de cama. Ambos pueden parecer exóticos o minimalistas pero la verdad es que los tejidos naturales son una de las marcas más personales y sencillas que nos ofrece el mundo decorativo.

Reciclaje, reutilización de materiales y creatividad

Botellas de vino convertidas en lámparas; palets hechos estanterías, cabezales o mesitas de noche; latas de conserva reutilizadas como macetas para las plantas o corcho a modo de pared. Las posibilidades decorativas son tantas como la imaginación permita y la única premisa para llevarlas a cabo es la de dar una segunda vida a objetos o materiales ya utilizados.

Se trata de una idea que desafía los productos de un solo uso a la vez que estimula la creatividad y las habilidades manuales. No hay que ser muy "manitas" para aprender a imaginar, transformar y reutilizar tanto materias primas como objetos el uso inicial de los cuales ha quedado obsoleto.

Un rincón para el color verde

A pesar de que hasta ahora hemos dado protagonismo al color marrón, en una casa ecológica no puede faltar nunca el color verde. Para obtenerlo, sólo hay que llenar todos los rincones de plantas, a ser posible autóctonas, y cuidarlas para que estas purifiquen los ambientes y os hagan sentir más cerca de la naturaleza.

Podéis tener plantas de interior, jardines verticales, pequeños huertos urbanos o incluso optar por la tendencia de los simples cactus, tan de moda actualmente en infinidad de formas y tamaños.

Consejos para la compra de la primera vivienda

Consejos 25/09/2019
Consejos para la compra de la primera vivienda

Después de toda una vida de alquiler, habéis decidido dar el paso y adquirir finalmente una casa: pagar una hipoteca al banco en vez de un alquiler al propietario y no preocuparos nunca más por el incremento de los precios del alquiler. La compra de la primera vivienda es posiblemente la decisión económica más importante que realizaréis a lo largo de vuestra vida así que hay que meditarla bien, tanto por la inversión como por el cambio de vida que requiere.

En este artículo, recomendamos tener en cuenta varios factores clave antes de comprar el primer piso o casa:

Elegir bien la zona, el tipo de inmueble y la agencia inmobiliaria

En toda compra de una vivienda, hay decisiones que dependen exclusivamente del comprador. Sólo vosotros sabéis si os hace más ilusión una casa unifamiliar en las afueras, un apartamento en primera línea de mar o una casa adosada en una urbanización. Una vez que tengáis claro en qué tipo de inmueble os gustaría vivir y aproximadamente el tamaño del mismo, es el momento de escoger el lugar -ciudad en el interior o pueblo en la Costa Brava- y la zona concreta.

Una vez delimitado este círculo, hay que encontrar a la agencia inmobiliaria más competente y con mayor experiencia de la zona para que os ayude a encontrar el piso o la casa con garantías de éxito.

Fijar un presupuesto razonable

Pisos y casas hay de todas formas y colores, pero antes de elegir lo que os gusta, es recomendable fijar un presupuesto estimado de lo que queréis y podéis gastar. Como es bastante probable que no podáis pagarlo todo de una vez -si no fuera así, quizás no estaríais leyendo este artículo-, recordad que los bancos no suelen financiar más del 80% del valor del inmueble. Por lo tanto, deberéis pagar el 20% de golpe.

Escoger el banco y la modalidad de hipoteca más adecuados

Habitualmente, las hipotecas para primera vivienda ofrecen mejores condiciones sobre la financiación y los plazos de amortización, pero también hay que tener en cuenta otros factores: el interés, la vinculación con el banco que la concede, las comisiones y los ingresos mínimos del solicitante.

Después, podréis elegir entre hipotecas de tipo fijo, variable o mixto en función de si deseáis pagar siempre la misma cuota o preferís que ésta dependa de la evolución del Euribor y el porcentaje que fija cada entidad. Aparte de eso, lo más importante es que la cuota mensual de la hipoteca no supere el 30% de los ingresos netos de la unidad familiar.

Informarse sobre los vecinos y el auténtico valor de la vivienda

Dado que la hipoteca se concede en función del valor real y no del valor pactado, es imprescindible averiguar el valor de la vivienda que vais a comprar a través de una tasación profesional. Asimismo, hay que saber el estado y los posibles daños estructurales del inmueble para evitar complicaciones posteriores.

Por último, es interesante también prestar atención a los vecinos con los que tendréis que compartir el día a día.

No olvidar los gastos adicionales

Comprar una primera vivienda no significa pagar sólo el precio que piden por esta. Antes de firmar, hay que tener en cuenta los gastos extraordinarios que toda compra inmobiliaria conlleva con el objetivo de estar seguros de poder afrontarlos: nos referimos a los gastos hipotecarios como las comisiones y los procesos notariales o administrativos, pero también a los gastos de traslado, reformas, facturas domésticas, impuestos, seguros o cuotas de la comunidad de propietarios.

Por último, una vez tengáis la decisión tomada, os recomendamos revisar todos los documentos antes de firmar para aseguraros de que constan todos los datos básicos, así como todo lo acordado con el vendedor. En este sentido, la mejor opción es contar con apoyo profesional tanto antes como después de la venta con una agencia inmobiliaria especializada en el sector y de confianza, como es el caso de Immo Platja d’Aro.

Cómo hacer una reforma que aumente el valor de la vivienda

Consejos 15/07/2019
Cómo hacer una reforma que aumente el valor de la vivienda

Hasta un 30% de renta en el caso de pisos de alquiler y entorno al 20% en el caso de pisos en venta. Según las proyecciones de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de la Construcción (Andimac), estos son los porcentajes aproximados de aumento del precio de una vivienda después de haber hecho una reforma.

Es cierto que una vivienda en buen estado y actualizada tiene mayores posibilidades de revalorizar su precio, pero también es verdad que hay que saber cómo hacerlo para asegurar una revalorización real y el consiguiente retorno de la inversión. Si estáis pensando en reformar vuestra vivienda, os damos algunas recomendaciones para que esto vaya de la mano de un incremento del valor de la propiedad.

Ante todo, hay que tener en cuenta el estado actual de la vivienda, el presupuesto con el que contáis y el precio del metro cuadrado en la zona donde éste se encuentra. Una vez determinadas estas cuestiones iniciales, es hora de decidir cómo y dónde centrar los esfuerzos de reforma.

Redistribución del espacio habitable

Aunque esta es posiblemente la reforma que necesita una mayor inversión ya que requiere de un arquitecto, redistribuir el espacio habitable de forma integral es clave para maximizar el espacio y dar una sensación de mayor amplitud y mejor iluminación.

Se trata de tirar tabiques o minimizar el espacio destinado a los pasillos para ofrecer una vivienda más diáfana donde las habitaciones se unan entre ellas en una estructura conjunta.

Mejor aislamiento y certificación ambiental

Tal y como ya os explicamos en otro artículo, la calificación energética de la vivienda es clave para el ahorro energético y económico. Así pues, para adaptar vuestra vivienda para la venta o alquiler, recomendamos instalar ventanas que aíslen del frío, el calor y el ruido, disminuyendo así la factura de calefacción y electricidad.

Asimismo, hay que mejorar el certificado energético para que sea A, B o C y más amigable con el medio ambiente. Podéis lograrlo con el aislamiento térmico del inmueble, la inclusión de energía solar o la compra de electrodomésticos sostenibles.

Arreglar suelos y pintar paredes

En caso de que vuestro inmueble disponga de suelos de calidad y en buen estado de conservación, se recomienda pulirlos, pero, si estos ya son viejos, es el momento de aprovechar cualquiera de las económicas opciones de renovación: suelos que imitan madera, piedra, gres o cerámica.

Del mismo modo, la pintura de las paredes puede parecer muy superficial, pero es una de las primeras impresiones que se llevan los visitantes del inmueble. Independientemente de su estado, es casi obligado aplicar una nueva capa de pintura antes de poner la vivienda a la venta. De este modo, se tapan las posibles manchas de humedad y se aporta mayor luminosidad a los espacios.

Revisión de la instalación eléctrica y las tuberías

Si se trata de una vivienda antigua, es imprescindible comprobar que la red de abastecimiento de agua, electricidad y gas están en buenas condiciones y se adaptan a la normativa vigente. De este modo, aseguráis tanto su salubridad como su adecuación a los requerimientos de seguridad. ¡No pongáis vuestro piso o casa a la venta sin repasar el estado de las tuberías!

La estética es menos importante de lo que parece

Al no saber quién será el comprador o arrendatario de la vivienda y por lo tanto cuáles serán sus gustos, no es aconsejable hacer una reforma estética del inmueble. Por el contrario, como la primera impresión es muy importante, hay que intentar mantener unos básicos de orden, limpieza, colores neutros y decoración simple.

Y recordad, aunque pueda parecer una paradoja, para que la reforma sea real y en profundidad es necesario que se centre en aquello que no se ve en vez de hacerlo en lo que se percibe a simple vista. En la web de Immo Playa de Aro, ¡encontraréis algunos ejemplos de propiedades satisfactoriamente reformadas!

Las mejores actividades de verano en la Costa Brava

Consejos 15/05/2019
Las mejores actividades de verano en la Costa Brava

Por su clima, playas y ambiente, veranear en la Costa Brava es el sueño de muchos. Aparte de sus virtudes intrínsecas, todos los pueblos de la zona se llenan de actividades durante los meses de verano para asegurar a los visitantes un verano 10. 

Os compartimos algunas de las principales actividades de los mejores pueblos de la Costa Brava para que no paréis ni un segundo durante las vacaciones. 

Agosto, mes de Fiestas Mayores 

En la Costa Brava, el verano es sinónimo de fiesta. Con unos orígenes que se remontan al siglo XVIII durante la época de descanso de los agricultores, las denominadas fiestas mayores del litoral gerundense son la mejor alternativa a las agotadoras jornadas de playa.

 En agosto, la fiesta mayor de Playa de Aro es una de las más dinámicas: los clásicos pasacalles, los bailes con música para todos y los conciertos al aire libre llenan las calles de vida y animan las vacaciones de los veraneantes.

 Asimismo, antes de despedir el verano, Castell d’Aro pone el punto y final a la temporada con una fiesta mayor llena de actos de carácter popular y conciertos gratuitos nocturnos.

 También en el marco de su fiesta mayor, Blanes celebra anualmente el concurso de fuegos artificiales con más fama de toda la provincia: compañías pirotécnicas internacionales se reúnen en las playas para proporcionar un espectáculo de luces y sonido único.

 Música por doquier 

La música es la protagonista indiscutible de los veranos cerca del mar. Desde Cap Roig hasta Peralada o Sant Feliu de Guíxols, los festivales de música son una de las actividades estrella del verano en la Costa Brava.

Destacan el Festival de Cap Roig por sus reconocidos artistas y su paisaje privilegiado y el Festival de la Porta Ferrada en Sant Feliu de Guíxols por su amplio escaparate de disciplinas artísticas.

El Festival Internacional de Música de S'Agaró, el Desemboca Rock'n'Roll Festival en Playa de Aro y muchos otros menos conocidos pero igualmente entretenidos se suman también a la lista de festivales veraniegos. Y si os gustan las tradiciones de la tierra, ¡no os podéis perder la cantada de habaneras de Palafrugell!

Deportes acuáticos

No hay duda de que el verano es el mejor momento del año para practicar actividades en el agua y la Costa Brava es uno de los mejores escenarios.

Para los amantes de las profundidades marinas, las Islas Medas, frente al Estartit, son el enclave ideal para la práctica del submarinismo. Tanto si es vuestra primera vez como si ya sois submarinistas experimentados, la belleza de esta reserva natural no os dejará indiferentes.

Un poco más arriba y con aguas más apacibles, el Parque Natural del Cap de Creus es el destino perfecto para la práctica del kayak. Calas salvajes, geología singular y espacios poco poblados de turistas.

Con más de 6 km. de playa de arena fina, mucho viento y olas inmejorables, el Kitesurf se ha convertido en el deporte rey de Sant Pere Pescador. Si os interesa, la misma playa dispone de varias empresas que ofrecen clases y alquiler de material entre un ambiente estival de lo más recomendable.

Las tradiciones más populares de la Costa Brava

Si la mejor manera de conocer un territorio es impregnarse de sus tradiciones, este verano es imprescindible disfrutar de las fiestas y encuentros más populares de la Costa Brava.

Empezamos a principios de junio con la plantación del arroz de Pals, una actividad en el Estany de Pals que da a conocer como se hacía antiguamente la siembra al tiempo que inaugura el inicio de la época. Los antiguos arroceros dejan por un día sus máquinas para invitar al público a plantar cereal con ellos.

El 24 de julio la procesión por mar de Santa Cristina conmemora la santa Patrona de la ermita del municipio y es un momento ideal para ver las barcas tradicionales llegar hasta la playa. Aunque esta procesión se hacía inicialmente por tierra, la lucha de los habitantes para conseguir el permiso de Roma a hacerla por mar, la ha convertido en una celebración especial.

A principios de septiembre, la fiesta se traslada a Begur, municipio que acoge su tradicional Feria de Indianos con el pueblo invadido de ritmos caribeños y vestimentas blancas. La feria y las actividades paralelas recuerdan así la cercana relación entre Begur y Cuba a raíz del retorno de los emigrantes que habían prosperado en la isla, los denominados indianos.

Y para cerrar el verano, la Fiesta de la sal de la Escala recrea cada tercer sábado de septiembre el momento cuándo llegaba la sal por mar al municipio. Incluida en el Catálogo del Patrimonio Festivo de Cataluña, esta fiesta os permitirá volver a los orígenes saladores del núcleo urbano con bailes, muestra de oficios y cocina marinera.

Si no os queréis perder ninguna de estas actividades y al mismo tiempo os queréis alojar en los mejores apartamentos de la Costa Brava, tenéis los inmuebles de compra y alquiler de Immo Playa de Aro.

 

Las 5 mejores poblaciones de la Costa Brava para pasar las vacaciones

Consejos 17/04/2019
Las 5 mejores poblaciones de la Costa Brava para pasar las vacaciones

Llega el verano y, con este, las ganas de escaparnos a la Costa Brava para disfrutar de sus pueblos con encanto y sus playas paradisíacas. Son muchas las poblaciones del Alto y Bajo Ampurdán con una idiosincrasia propia que atraen cada año a turistas de todo el mundo. La decisión más difícil llega, no obstante, cuando tenemos que escoger solo una para veranear.

En Immo Platja d’Aro os ofrecemos una guía de los principales pueblos de la Costa Brava para que escojáis vuestra destinación de vacaciones ideal.

  • Playa de Aro, apartamentos y actividades aseguradas

Si buscáis una amplia oferta de ocio y restauración, Playa de Aro es vuestro lugar. Con más de dos quilómetros de playa que se combinan con íntimas calas y zonas de pinos, este municipio es de los más modernos y cosmopolitas de la costa catalana.

Destacan sus apartamentos perfectamente equipados en primera línea de mar, numerosos restaurantes, mucha actividad comercial e infinitas actividades para adultos y niños. ¡Todo lo necesario para no aburrirse ni un minuto este verano!

  • Sant Feliu de Guíxols, calas y caminos de ronda

La bahía de Sant Feliu es posiblemente la característica más singular del municipio, pero no la única: cuando os canséis del paseo marítimo o del impresionante conjunto arquitectónico benedictino, las actividades pasan por descubrir las vías ferratas o sus caminos señalizados -los llamados caminos de ronda- a lo largo de la costa escarpada.

A su vez, si sois unos apasionados del fondo marino, Sant Feliu ofrece también interesantes actividades náuticas como snorkel, submarinismo o apnea. Todo, con la mejor oferta de alojamiento de Sant Feliu de Guíxols.

  • S’Agaró, urbanización balneario

Ubicado en el municipio de Castell-Platja d’Aro, S’Agaró es actualmente conocido por su playa de San Pol y las típicas casitas de colores que la presiden.

Con muchos chalés perdidos entre zonas de bosque con vistas al mar, S’Agaró conserva la idea inicial con la que fue concebida, una urbanización para la alta burguesía, pero se amplía a todos los públicos y ofrece un descanso ideal gracias a sus pequeñas dimensiones.

  • Calonge y Sant Antoni, mar y montaña

Alejado de la playa pero situado en un atractivo núcleo medieval, Calonge es la destinación perfecta si buscáis una casa aislada entre un paisaje de lo más rural.

Por su parte, la cara más litoral de Calonge es Sant Antoni de Calonge, uno de los centros más tranquilos de la Costa Brava para familias con niños. Un paseo marítimo para andar cuando cae el sol, los espigones y la proximidad de Palamós son los principales reclamos.

  • Palamós, municipio y gastronómico

Aunque es conocido por ser históricamente un puerto marinero y des de épocas más recientes uno de los principales centros de cruceros del litoral gerundense, Palamós se ha convertido en uno de los pueblos más tradicionales de la Costa Brava.

Al pie del espacio de interés natural Les Gavarres, este núcleo urbano atrae por igual a los amantes del pescado y la buena gastronomía con actividades como la subasta de la lonja de pescado o sus genuinos restaurantes caseros. Y a pocos minutos del pueblo, las calas con más encanto del Ampurdán.

Si queréis sacar el máximo provecho de la Costa Brava desde la vida de sus pueblos, a Immo Platja d’Arohttps://immoplatjadaro.com/es/ tenemos lo que necesitáis: más de un millar de inmuebles en venta y alquiler en el litoral gerundense.

Ventajas de vender una propiedad con una agencia inmobiliaria

Ventajas de vender una propiedad con una agencia inmobiliaria

El primer dilema al cual se enfrentan los propietarios de un inmueble a la hora de ponerlo en venta es decidir si se lo autogestionan ellos mismos o si contactan con una agencia inmobiliaria para que se ocupe de todo. Aunque de entrada pueda parecer que contar con un agente inmobiliario para vender tu vivienda tenga que resultar más caro, nada más lejos de la realidad.

Vender una vivienda con una agencia inmobiliaria tiene muchas ventajas. Te las contamos:

Valoración del precio real: la agencia inmobiliaria evaluará objetivamente la vivienda y determinará el precio real al cual se puede vender, teniendo en cuenta factores como la ubicación, las características del inmueble y el mercado.

Conocimiento del mercado: además de saber cómo se encuentra el mercado y qué precios se están moviendo, la agencia inmobiliaria cuenta con una cartera de clientes potenciales interesados en comprar una vivienda, de modo que la venta del inmueble será más ágil y rápida.

Filtro ante compradores interesados y ahorro de tiempo: el agente inmobiliario que gestione la venta de tu vivienda responderá a todos los interesados y hablará con todos los posibles compradores. Gracias a sus conocimientos y experiencia, también sabrá identificar a aquellos clientes potenciales que realmente están interesados en comprar el inmueble y que reúnen los requisitos para comprarlo. Este filtro del agente inmobiliario te ahorrará mucho trabajo y te evitará perder el tiempo y posibles dolores de cabeza.

Colaboración con otros profesionales: si vendes tu vivienda mediante una agencia inmobiliaria te aseguras de que tu propiedad tenga máxima visibilidad, online y offline. Además, en el caso de Immo Platja d’Aro, al formar parte de la agrupación APIalia Costa Brava, contamos con el apoyo de las 16 inmobiliarias adheridas a la hora de difundir la propiedad en venta.

Ahorro de burocracia: la venta de un inmueble implica la presentación de papeles, la redacción de un contrato y realizar un montón de trámites que, cuando no estás acostumbrado, puede ser complicado y tedioso. Si trabajas con una agencia inmobiliaria, esta se encargará de todo.

Rapidez y beneficios: el agente inmobiliario tiene más habilidad y cuenta con más recursos para vender tu propiedad mucho más rápido, tal y como hemos ido explicando hasta ahora. Además, con un buen plan de venta que se ajuste a tus necesidades y con los conocimientos y experiencia en el sector, podrá venderlo por su valor real, obteniendo más beneficios.

¿Todavía dudas si vender tu propiedad con una agencia inmobiliaria? Contáctanos y te informaremos sin compromiso.

Consejos antes de comprar un inmueble

Consejos 23/08/2018
Consejos antes de comprar un inmueble

Factores a tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda, como el presupuesto, la hipoteca, el mercado, los gastos, las ventajas de trabajar con una agencia inmobiliaria, etc.

Comprar una vivienda, ya sea para vivir, como segunda residencia o como inversión, es una decisión importante. Por eso, desde Immo Platja d’Aro te queremos asesorar en los factores a valorar antes de comprar un piso o una casa.

El precio y la hipoteca

El presupuesto del cual disponemos para comprar una vivienda es uno de los factores clave. Además, va relacionado con una variable muy importante: la hipoteca. Debemos calcular los gastos del préstamo hipotecario para asegurar que los podemos asumir. En general se recomienda que la cuota mensual de la hipoteca de nuestra vivienda no supere el 30% o 40%, como máximo, de los ingresos netos de la unidad familiar.

El mercado

Conocer el mercado también nos ayudará a saber si el precio que nos piden por el inmueble que queremos comprar es razonable. Saber el precio medio de la zona y de otros pisos o casas de características similares será muy útil en este sentido. Y pensando en el futuro, la potencial revalorización de la propiedad que queremos adquirir es también un factor a tener en cuenta. 

La agencia inmobiliaria

Trabajar con una agencia inmobiliaria es la mejor opción ya que será mucho más fácil encontrar el inmueble que necesitamos y evitaremos sorpresas desagradables durante el proceso de comprar o, aún peor, una vez hayamos comprado.

Los asesores inmobiliarios de Immo Platja d’Aro somos profesionales expertos que: te ayudaremos a encontrar la vivienda que buscas, haremos una tasación del piso o casa y podremos negociar el precio y las condiciones de compra, detectaremos posibles deficiencias o problemas que no se ven a simple vista, comprobaremos que esté libre de cargas (hipoteca, embargos, limitaciones legales…), nos ocuparemos de todos los trámites burocráticos y te asesoraremos sobre las mejores opciones del mercado en créditos hipotecarios. También tendrás a tu disposición nuestro servicio postventa para cualquier cosa que necesites.

Si valoras la tranquilidad y no quieres preocuparte de nada, déjate asesorar por una agencia inmobiliaria local y de confianza.

Los impuestos y los gastos de la compra

La compraventa de una propiedad lleva implícitos una serie de gastos, como la escritura pública en la notaría y la inscripción en el Registro de la Propiedad, el coste de los cuales está fijado por ley. En el caso de una vivienda de segunda mano también hay el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales), que en Catalunya es de un 10% (en algunos casos puede ser menos). Si se trata de una vivienda nueva debemos contar el IVA (el general es un 10%) y el AJD (Actos Jurídicos Documentados), que oscila entre el 0,5% y el 1,5%.

Si solicitamos una hipoteca, también deberemos asumir los costes de la tasación del inmueble, el Registro de la Propiedad para añadir la escritura de la hipoteca, el notario que da fe pública, así como la comisión de apertura por la concesión de la hipoteca y el seguro de daños que cubre el valor del inmueble tasado por parte de la entidad financiera.

Los gastos extras anuales

Nos referimos a las cuotas de la comunidad de propietarios, el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y los gastos fijos habituales del piso o casa, como el gas, el agua y la luz, ya que los precios pueden variar bastante según la zona.