Entra en vigor la nueva ley hipotecaria

 

 

Sector inmobiliari 25/06/2019

Llega con casi tres años de retraso como transposición de una directiva europea, pero llega. Este mes de junio entra en vigor la nueva ley hipotecaria que regula los contratos de crédito inmobiliario y lo hace con una mejora de la seguridad jurídica de los consumidores.

Después de que en marzo se publicara en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y ya sea por lo tanto oficial, reproducimos aquí algunos de los puntos más destacados de la nueva ley:

  • Menos comisiones máximas en amortizaciones

Por primera vez en la historia de las leyes hipotecarias, los bancos tendrán límites en las comisiones máximas aplicables en los casos en qué los propietarios decidan volver de forma anticipada la deuda.

En el caso de los préstamos a interés fijo, estos límites bajan a la mitad y se han fijado en un 2% del capital amortizado durante los 10 primeros años y en 1,5% si se hace a partir del décimo año. En los tipos variables, los clientes podrán elegir si hacen la amortización a tres o cinco años con unas comisiones de 0,25% y 0,15% respectivamente.

  • Más gastos para los bancos

Todos los gastos referentes a la contratación de una hipoteca recaerán a partir de ahora sobre la entidad bancaria. Esto incluye los gastos de gestión, notarios y registro, así como el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD) en la compra de la primera vivienda.

Por su parte, el propietario deberá asumir sólo los gastos de tasación y copias del notario.

  • Más protección para los desahucios

La ley limita el derecho de vencimiento anticipado de la hipoteca del que gozaban los bancos y que ha provocado desahucios de los propietarios que no podían pagar.

En concreto, los bancos sólo podrán ejercer este derecho cuando las cuotas impagadas superen el 3% del capital concedido o 12 cuotas impagadas si se trata de la primera mitad de vida del préstamo. Si esto ocurre durante la segunda mitad, el impago deberá ser superior al 7% del capital concedido o de 15 cuotas.

  • Más protección a los consumidores

Con el objetivo de mejorar la transparencia de cara a los consumidores, la ley exige una mayor información sobre préstamos en los anuncios publicitarios pero también obliga a hacer una redacción más clara de las cláusulas del contrato así como a clarificar la información sobre las consecuencias jurídicas del contrato.

Los bancos deberán entregar a los clientes una ficha estándar que les permita comparar condiciones con otras entidades y estos tendrán 10 días para analizar toda la información.

Si estáis pensando en comprar una casa o un apartamento en Playa de Aro o cualquier otra localidad de la Costa Brava, echad un vistazo a los inmuebles de compra y alquiler de Immo Platja d’Aro y beneficiaros de los incentivos que tendréis a partir de mediados de junio cuando entre en vigor esta nueva ley hipotecaria.